Un depósito lleno por menos de 3 euros

Cargar una moto eléctrica es mucho más barata que una moto de gasolina. El uso de baterías intercambiables te permite ganar autonomía extra y no necesitas más estación de carga que la de un enchufe convencional.

Bajo mantenimiento y desgaste mínimo

Las motos eléctricas tienen muchas menos piezas móviles en comparación a una moto nacional de gasolina. Por ese motivo , las visitas al taller y el mantenimiento también son inferiores. Los sistemas de propulsión eléctricos son menos complicados y más eficientes, por lo que el desgaste pasa a segundo plano.

Los motores eléctricos y las baterías están diseñadas para durar y el sistema de frenado regenerativo garantiza que las pastillas y los discos de freno no se queden atrás.

Subvenciones estatales e incentivos fiscales

Tanto a nivel local como nacional, los incentivos a los vehículos eléctricos es una firme apuesta de futuro. El plan Moves III del Gobierno de España ofrece subvenciones importantes en la adquisición de motos eléctricas en todas sus categorías. Los planes de movilidad de las diferentes autonomías y ciudades también promueven una circulación más sostenible y responsable con e medio ambiente

BATERÍA

1 BATERÍA, 2 BATERÍAS

Velocidad Máxima:

90 km/h

Autonomía:

Hasta 160 kms

Motor

Brushless.

Potencia

3000W

Controlador

Sine Wave.

Batería Capacidad

1x 72V 35Ah y 2x 72V 35Ah.

Dimensiones

1980x580x1000mm.

Peso

150kg.